Literatura en Red

El blog de literatura del Instituto Cervantes

Tardes de poesía europea en el Instituto Cervantes de Estambul.

Posted by culturacervantes en 30 marzo 2010

El joven poeta Javier Vela (Madrid, 1981), reciente Premio Fundación Loewe de Joven Creación por el poemario Imaginario, participó en recital poético «Tardes de poesía europea», organizado por el Instituto Cervantes de Estambul. Le acompañaron la poeta en lengua catalana Helena Porteros Liroz y el poeta gallego Luis González Tosar.

La actividad tenía programados dos encuentros. El primero de ellos en el Salón de Actos de la sede del Instituto Cervantes y el segundo en la Facultad de letras de la Universidad.

Vela, tras una breve charla introductoria en la que reflexionó acerca de su relación personal con la poesía, recitó cinco de sus poemas. El público contaba con unos cuadernillos en los que aparecían los poemas traducidos. De esta manera, los asistentes pudieron seguir el recital con tranquilidad y contribuir a su dinamismo con comentarios y preguntas.

Los asistentes al recital en el salón de actos del Cervantes se interesaron principalmente por la realidad idiomática española, la relación entre las distintas lenguas y las tensiones que estas generan. Por otra parte, en el segundo recital, realizado en el salón Eurasia de la Facultad de letras de la Universidad de Estambul, el interés del público, esta vez integrado fundamentalmente por estudiantes y miembros del departamento de Español, se centró en cuestiones de cariz literario, así como en el papel de la mujer en la literatura y la poesía.

En ambos recitales se planteo la posibilidad de exportar el modelo lingüístico y político español a Turquía en aras de normalizar la relación entra las lenguas kurda y turca.

Javier Vela ha publicado cinco libros de poemas, entre los que destacan La hora del crepúsculo (Premio Adonáis, 2003), Tiempo adentro y su reciente Imaginario.

ÚLTIMO DÍA DE MARZO

a la última estación, y no es la mía.

Cruza sobre la palma de mano

un tren de lejanías imprevistas.

Puedo sentir el tacto metálico del hierro,

su cremallera enorme

como un cine.

Sé que no son raíles, sino estelas

de trenes anteriores, al pasar.

Y algo que no conozco todavía

se desabrocha sobre mí.

Viajar en tren, dormir, soñar acaso.

Confusamente oír que hemos llegado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: