Literatura en Red

El blog de literatura del Instituto Cervantes

El Cervantes de Nueva Delhi según Jorge Eduardo Benavides

Posted by culturacervantes en 3 noviembre 2009

Jorge Eduardo Benavides (Arequipa, Perú, 1964), estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Garcilaso de la Vega, en Lima.

Trabajó como periodista radiofónico en la capital peruana y en 1987 fue finalista en la bienal de relatos COPE (Lima); un año más tarde ganó el Premio de Cuentos José María Arguedas de la Federación Peruana de Escritores.

En 1991 se trasladó a Tenerife, donde puso en marcha talleres literarios para diversas instituciones. Ha sido finalista del concurso de cuentos NH Hoteles del año 2000. Desde 2002 vive en Madrid donde continúa impartiendo sus talleres literarios.

Estuvo en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi el 26 de octubre y en su blog nos habla de su experiencia en el país asiático. (Ver más)

Su más reciente novela es Un Millón de Soles. Reproducimos aquí su fragmento inicial y una breve entrevista sobre el mismo.

«Sudaremos, sudaremos, sudaremos»: la frase le salta inopinadamente,
de vez en cuando, en medio del frenético
ritmo que no lo ha abandonado desde hace cuatro días,
tiñéndole el rostro de rojo, obligándolo a suspender lo
que está haciendo en ese momento, avasallado de humillación.
El general Carranza se lo ha preguntado en algún
momento, ¿sucede algo, Juan? Y él hace un gesto con la
mano, nada, Benito, nada, y continúa despachando con
quien en ese momento se encuentre, pero ahí sigue la
frase, como un maldito mal presagio, un nubarrón repentino
en su futuro centelleante de obligaciones para con
la patria: sudaremos, sudaremos, sudaremos, carajo, qué
imbécil. Quizá a eso se debe el permanente mal humor
que lo tiene empantanado en una ciénaga de blasfemias,
piensa levantándose con sigilo para no despertar a Amparo,
que duerme tranquilamente. Ya deben ser cerca de
las cinco, calcula y atisba por entre las cortinas: el parque
solitario, mustio, emboscado por la neblina, los dos coches
patrulleros estacionados en la puerta, el murmullo
de la conversación de los policías militares, qué ganas de
fumar, maldición.
Sudaremos, sudaremos, qué imbécil, carajo. El reloj
de la sala ha dejado caer otra gota de tiempo, lenta,
pesada, que sugiere como un batir de aguas que inunda la
casa, y el general se revuelve incómodo, maldiciendo en
voz baja, acezando como un buey por el cansancio, por el
insomnio que no lo abandona pese a que el doctor Ezquenazi
ha dicho que no es nada, un poco de relax, mi general,
http://www.alfaguara.santillana.es
Empieza a leer… Un millón de soles
14
y él lo fulminó con un pestañeo, se quitó de mala manera
la goma de medir la presión, cómo iba a tener relax, carajo
doctor, masculló frente a los perplejos ojos azules del médico,
cómo iba a conseguir tranquilidad si desde hace tres
días apenas ha dormido unas horas, ha comido sin saber
qué se llevaba a la boca, ha recibido en audiencia a cien,
doscientas personas, ha tenido que despachar con Benito
Carranza, con el general Cáceres Somocurcio, con el almirante
Saura, con el comandante Carlin, con el coronel Figueroa,
ha tenido que lidiar desde el principio para que los
marinos y los aviadores participen y respalden al Gobierno
de la Nación, al Gobierno del pueblo, al Gobierno mío,
carajo: ha tenido que bregar con gente cuyo nombre apenas
recuerda y que se acercó a Palacio desde que él tomara
el poder, y en algún momento ha sido asaltado por un
sentimiento de burla, ha sentido que no era él quien había
tomado Palacio, sino ese enjambre de gente que de pronto
encuentra en salitas de espera, en salones solemnes, en
el despacho contiguo al suyo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: